Depto 1 Kilometro 1.5 Noria Alta, Guanajuato, Gto C.P. 36050
+5214731487846

El cambio tecnológico

El cambio tecnológico

La tecnología es una herramienta bastante interesante, puesto que tuvo una rápida inmersión en los diferentes aspectos de nuestra vida además de los fenómenos sociales que cargan con ella, como la denominada “sociedad en línea”, más allá de ser bueno o malo, no podemos negar que está cambiando la manera en la que percibimos el mundo.

Por otra parte en el ámbito empresarial sucede una inmersión igual de atractiva, debido a que el modus operandi que manejábamos cambió. Algunos se adelantaron al cambio por lo tanto continúan existiendo, algunas otras empresas que no pudieron con el mismo desaparecieron.

Con relación al cambio tecnológico general, es un efecto de la globalización que a su vez es una de las consecuencias de distintos cambios sociales, en mi opinión son necesarios debido a que en la naturaleza humana el cambio es obligatorio a causa de no poder apuntar en una sola dirección, debe estar caminando en el progreso. La sumersión tecnológica en las empresas no debería ser vista como una carga, distractor o demás adjetivos negativos.

La tecnología es una herramienta valiosa en las organizaciones, no sólo hablamos de simples computadoras, adicional está el software, las aplicaciones, los alcances, la conexión global y nuevos nichos de mercado y comunicación.

Una vez señalada la importancia de la tecnología, podríamos identificar en qué espacios están nuestras audiencias un ejemplo muy claro sería la incursión en redes sociales por consiguiente la comunicación con nuestras audiencias es diferente que en otros medios, existirán personas que simpaticen y por supuesto lo contrario empero a decir verdad es que cada vez más personas están en dichas redes.

Por lo que se refiere a la identificación de las audiencias, la incursión de las compañías y la estructura de un lenguaje respetando su esencia es solo una parte de este cambio, las empresas deben innovar sus procesos, ya que la tecnología facilita el intercambio de información maximizando los procesos y al mismo tiempo los hace más eficaces.

Por último, las buenas empresas no solo deben adoptar la tecnología para facilitar los procesos deberán desarrollar un oído especial para escuchar las tendencias, éstas por lo general no son permanentes en consecuencia tenemos que explotarlas lo más que se pueda e incluso adelantarnos a ellas.